Gabriel Ricardo Morales Fallon y su compromiso con el Medio Ambiente

EL SER HUMANO Y EL MEDIO AMBIENTE

Reconciliar al ser humano con el medio ambiente, según da a entender Gabriel Ricardo Morales Fallon, se debe dar a través de acciones concretas, relegando de esta manera esa idea de que los animales son seres inferiores, que no son sujetos de derechos o que no son dignos de un buen trato. 

Una de las principales fuentes de cambio para el medio ambiente es la labor que empieza por uno mismo, de esta manera Gabriel Ricardo Morales Fallon, pretende incentivar a las personas a generar cambios que empiezan desde casa, tales como el reciclaje, el uso correcto del agua, así como también aprovechar las ofertas ecológicas de los mercados, que crecen junto a la lucha contra la cultura del desecho; entre otras

Este administrador de Empresas del Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA) de Bogotá, Colombia, también ha hecho recientemente generosas inversiones para la revitalización del medio ambiente como una forma de contribuir a la construcción de paz y de entornos sanos para la sociedad civil. 

Más allá de la filantropía por auto-convicción, Gabriel Ricardo Morales Fallon, ha mantenido estos dos pilares como la base de su carrera de empresario y gestor de negocios en diferentes continentes del globo. En Asia Oriental, por ejemplo, hacia los años 2005-2009, coordinó trabajos en la mitigación de los riesgos ambientales por cuenta de obras de extracción de hidrocarburos. 

Como se sabe, tanto en Colombia, como en un sinnúmero de países se maneja una estricta reglamentación sobre la protección de los recursos naturales cuando se llevan a cabo obras de gran calado, especialmente cuando se tratan de exploración y extracción de minerales como el petróleo. 

Eso sin contar con los programas a posteriori de rehabilitación y compensación ambiental y social al primer círculo de entorno, por lo que una alta sensibilidad frente a estos dos aspectos, como el que tiene el empresario Gabriel Ricardo Morales resulta siendo bastante útil, pues se tiene una visión más clara de lo los ejes que hay que acompañar. 

En repetidas ocasiones ha señalado la importancia de saldar esas deudas con el planeta que han sido postergadas por la negación de una problemática real y extremadamente grave.

De hecho, las grandes industrias están llamadas a impulsar esos pequeños, pero cada vez más arraigados cambios que van desde el diseño de obras y procedimientos industriales que tengan un mínimo impacto hasta la sensibilización para el reciclaje y el cambio de conductas de trabajadores y clientes.